Friday, September 30, 2016

Recuerdos : Los Viajes de la Playas de Puerto Plata

Un acontecimiento familiar lo era cuando se hacian los viajes hacia la playas. Como viviamos en Santiago y la misma no tenia playa, lo obvio era de ir hacia la ciudad que mas cerca está de la misma. Esa ciudad es Puerto Plata, aunque hay otras ciudades costeras en el pais era Puerto Plata la que mas se frecuentemente si iba cuando se trataba de playas. El paseo se hacia los Domingos y puedo decir que en el año ibamos una o dos veces nada mas. Ademas los viajes se hacian por lo regular despues de Mayo pero antes de Septiembre a pesar de que una vez fuimos un Domingo de Pascua o Resurrecion en un mes de Marzo en el 1994. Tambien recuerdo haber ido en un Jueves Corpus tambien en los 90s. 

El caso es que un paseo a la playa era todo un evento. La mayoria de la veces siempre ibamos en grupos junto con familiares y amistades. En eso juntes de grupo se gozaba mucho. Quien no tiene una o varias anecdotas de alguna experiencia tenida en un paseo de la playa? Recuerdo que cuando mi papá tenia una camioneta Mazda de color blanco, le gustaba llenarla en la parte de atras de gente por estar en el can. El dia de la playa llegaba y nos montabamos en la camioneta. Yo era de lo que estabamos en la parte de atras del vehiculo. Algunos de lo que iban con nosotros iban a la casa, otros lo ibamos a recoger en sus casas. Ya todos montados y con los motetes ya en la camioneta no ibamos hacia la playa.

El recorrido era de tomar la autopista Santiago-Navarrete (Actualmente, Autopista Joaquin Balaguer) hasta llegar a la entrada de Navarrete donde se toma otra carretera que es la que va hacia Puerto Plata. En esta carretera hay un tunel que sirve de conexion entre las provincias de Santiago y Puerto Plata. Cuando se pasa por el mismo, a grupo nos gustaba hacer mucha bulla de emocion porque era el can. La emocion era mas cuando se iba hacia Puerto Plata. Se cruza el tunel y se continuaba en la carretera. Todavia no se podia ver el mar porque estabamos en la zona montañosa, pero a medida que avanzabamos en el vehiculo se iba dejando atras las lomas y montañas. La carretera era o todavia es angosta de una carril por cada sentido vial por lo que viaje era un poco pesado en especial cuando se tenia que rebasar los camiones que circulan por el mismo para poder avanzar y llegar mas rapido a nuestro destino.

Ya despues de ver tanta lomas en la carretera, empezamos a ver un claro en cielo. Es en ese momento donde nos emcionamo porque se podia ver el mar. Una vista impresionante, ya se tenia como un aire de que estabamos mas cerca de la playa. El olor de la sal del mar se percibia y la luz del sol era mas brillante.

Aunque las playas estaban en Puerto Plata, no necesariamente se iba a la ciudad. En la misma carretera habian (todavia estan) varias entradas para alguna playas. Una de las playas es la de Guzmancito, la otra es la de Cofresi y la de Costambar que esta ya a unos kilometros de la entrada a la ciudad de Puerto Plata.

Entonces en cuando se llega a una de esas playas; entramos por un camino desde la carretera, se busca un lugar para estacionarse y despues desmontamos las cosas que usaremos en la playa. Nos ponemos los trajes de baños y despues de ayudar a llevar las sillas y la comida hacia un espacio donde hay sombra en dicho lugar. Ya despues nos vamos a entrar a la playa. Sentia la arena tan suave y cuando entraba en el mar el va y ven de las olas. Empezamos a ir hasta lo mas profundo para sentir la salada aguas del oceano Atlantico. Y asi pasabamos toda la mañana en medio de un sol caliente. Ya al mediodia dejamos el mar para ir a almorzar. La comida era la tipica de todo paseo de playa: Mangu con spaggeti o sandwiches simples acompañado con un jugo natural o refresco de gaseosas (soda). Despues de un descanzo de una hora media, se regresaba a gozar mas al mar ya en horas de las tardes.

Ya a partir de las 4:00 de las tarde, empezamos a recogernos y nos ibamos de la playa donde volvemos a usar la misma carretera pero esta vez hacia Santiago. Volvemos y pasamos por el tunel donde nosotros volvimos a gritar de alegria pero con tristeza porque ya dejamos la playa atras. Ya despues llegamos a la casa donde nos podemos a descanzar hasta el dia siguiente donde retomamos la vida diaria. Son muchas las historias de la playas que he tenido pero simplemente queria compartir como eran esos viajes dominicales que tuve cuando era mas joven. Hoy en dia las cosas han cambiado mucho y lo que se usa es el estar hospedado en un Hotel Resort "todo incluido" donde se disfruta mas de las piscinas que de las playas mismas. Todavia se puede ir a la playa de manera directa pero el ambiente no es el mismo de antes. Los tiempos cambia aunque la belleza y el encanto aun se mantiene en las playas de Puerto Plata.